Páginas vistas en total

martes, 8 de octubre de 2019

Una prosa para Maite

Cómo te quitas el pelo de la cara y te lo guardas tras la oreja, la punta de tu nariz, tus dientes blancos llenos de espuma de cerveza, hasta tus padrastros o tu pecho hundido tres palmos por encima de un sexo que se imagina virgen pero que tú y yo sabemos que no eres virgen ya. Un día el planeta entero se reunirá ante ti para ponerle nombre a las constelaciones de tus lunares y Orión y Andrómeda y hasta la Cruz del Sur querrán bautizarse de nuevo, bañarse en el Jordán y encoger hasta caber en tu piel. Flotas sobre los tejados de Madrid y pisas de puntillas los sueños de la gente, les enredas en tus cintas, les llevarías a la luz ahora mismo si leyeran Beiro. Aquí sentadas en la terraza me pregunto cuánto de ti hay en mí ya. Te admiro tanto... Y tú mientras finges ser normal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario