Páginas vistas en total

miércoles, 11 de septiembre de 2019

Tranquilos, no nos vamos a ahogar


Nos trajeron al mundo sin avisar y aparecimos en un mar oscuro/profunda noche. Toda la vida hemos tratado de nadar hacia arriba para no ahogarnos y llegar a donde tenemos que llegar a donde se supone que tenemos que llegar. Bah. La madurez emocional/el conocimiento personal/el éxtasis del futuro. Os veo nadar y nadar mientras yo floto a medio camino entre un fondo lleno de conchas blancas que son mi casa, que me protegen del mal y una superficie borrosa que se difumina como la tempera. Soy un astronauta por el que el tiempo pasa a un ritmo distinto al de los terrestres y no lo puedo evitar. Siete años por aquí, tres años por allá y de repente todos han subido/todos han crecido y han olvidado su hogar. Ahora se dirigen en barca al lugar que dicen que está lejos, al lugar donde nace lo demás/al lugar donde una parte muere. Yo quiero ir con vosotros porque he oído que si me quedo aquí para siempre se me llenarán los pulmones de agua, porque alguien me ha dicho que lo haga. Nunca he estado ahí fuera. No se como será y en verdad no se si quisiera. No sé si volveréis a buscarme pero si es así, avisadme, que estaré atenta. Quizá me salgan branquias y empiece a bucear, pero aquí mecida en el agua, me siento en tierra.



No hay comentarios:

Publicar un comentario