Páginas vistas en total

lunes, 14 de agosto de 2017

Alegato de un lunes cualquiera

Enhorabuena por elegir el frío cuando quieres calor,
por pegar puñetazos al aire cuando quieres acariciarlo.
Te felicito por escupir lava cuando tienes sed de besos,
por quedarte cuando tu cuerpo pide huida.

Te felicito, te felicitamos todos
por hacerte el fuerte mirando las rocas en lugar de romperlas,
por chocarte contra las paredes hasta dejar marca,
por no escucharte mientras gritas con los pulmones abiertos.

Mira cuanto quieras dentro de mis ojos de aceituna negra
como algunas almas
pero los pájaros pasarán frente a tus ventanas para explicarte
aquello que sabes de sobra,
pero que escuece y que pica,
que es mejor guardar en una cesta de mimbre
debajo de la cama
no vaya a ser que se despierte
sin arrullo ni nadie
que lo acaricie. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario