Páginas vistas en total

domingo, 6 de mayo de 2012

But you don't really care for music, do you?

Sí, es una gran canción.

Al principio suena una melodía añil, triste, que habla de cómo se nos escapa el tiempo entre los dedos, de cómo algunas personas se despiden para no volver, cogen un avión a la otra punta del mundo y se van. Se van. Pero también habla de cómo vuelven cuando mejor te encuentras, cuando su espacio ha sido ocupado por otro. Cuenta como esa persona se acerca otra vez pensando que todavía es lo que era, te rompe los esquemas, te saluda, te invita a un café y te mira desde el recuerdo. Sí, esa canción habla de eso. De cómo te atropella con su tristeza, envenenándote con dardos impregnados de ayer. Pero luego la melodía se vuelve blanca y crece, con fuerza, para contar cómo remontas, cómo despegas de tu piel las dudas cosidas tiempo atrás. Las notas te empujan al cielo, te dibujan frente a esa persona que ha vuelto buscando lo que era suyo y se ve como destrozas su trono, le cortas las alas y le arrancas de sus labios una disculpa. Un ''te he echado de menos''. Un ''siempre te he querido''. Un ''siempre te querré''. Recoges todos los platos rotos y todas sus palabras, y mirándole a los ojos, se lo dices, lo estabas esperando. 
Le escupes un ''llegas tarde'', y sonriendo, desapareces por la puerta de la cocina. 



Sí, es una gran canción. 



3 comentarios:

  1. No te haces una idea de lo mucho que siempre me ha gustado/ he odiado esta canción.
    Pd: decir que me identifico a más no poder con esta entrada seria quedarse corto

    ResponderEliminar
  2. si....es un poco agridulce, a pesar de ser muy bonita.
    PD2: me alegro de que te guste, Eriksen ;)

    ResponderEliminar
  3. ¿Dónde está Irex y su arte a la hora de escribir?

    ResponderEliminar