Páginas vistas en total

viernes, 1 de febrero de 2013

Primavera ven, y cúrame el invierno.


Escucha, escúchala. Siente cada acorde rozándote la piel, cada palabra hablándote al oído. No es una canción, es un mensaje secreto que sólo algunos pueden comprender. Es una carta escrita con la misma tinta que corre por mis venas, con la misma tinta que colorea el tatuaje de mi espalda.

Letras pequeñas que corretean como hormigas dejando grabado un mensaje que, si escuchas bien, se aprecia entre el humo de un cigarrillo y los versos de las nubes de tu pelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario