Páginas vistas en total

sábado, 16 de abril de 2011

Un poquito, nada más.


Y de repente te das cuenta de que aún le quieres un poquito, igual que el primer día.
Sólo un poquito: la misma cantidad, magnitud y proporción de cariño que tenías guardado para ÉL desde el primer día que reconociste que sí,.. que a lo mejor,.. que quizá........ le querías,
...un poquito.
Porque ÉL siempre ha sido y será el primero de todos; y todavía le guardo ese poquito.

1 comentario: